La Fisioterapia es una rama de las ciencias de la salud que consiste en apelar a elementos naturales o a acciones mecánicas, como movimientos corporales y ejercicios físicos. La Fisioterapia se emplea en tratamientos de:

Traumatología: fracturas, esguinces, luxaciones, tendinitis, contracturas musculares, cervicalgias, lumbalgias, hernia discal, protrusiones, ciáticas, cruralgias…

Neurología: hemiplejias, paraplejias, enfermedades degenerativas, enfermedad de Parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple, parálisis cerebral…

Vasculares: edemas, retención de líquidos, trastornos circulatorios, piernas cansadas…

Patología deportiva: distensión muscular, roturas fibrilares, tendinitis (rotuliana, epicondilitis, epitrocleitis), periostitis, pubalgias…

Reumatología: artrosis, artritis, capsulitis retráctil (hombro congelado), hallux valgus, procesos degenerativos…

Migrañas, cefaleas, mareos, vértigos, trastornos digestivos, disfunciones ginecológicas, rehabilitación infantil, problemas de ATM (dolores en la masticación), dolores inespecíficos provocados por desequilibrios posturales o tensiones fasciales…

Consúltanos por Whatsapp